Buscar en LAFH.info
viernes 18 enero 2019
Secciones LAFH
Consultoría
Conferencias
Formación en red
Artículos
Agenda
Curriculum
GC-Red
Equipo
Servicios
Zona @rroba
> Artículos > Libros
Historia Viva de Internet. Los años de en.red.ando (2002-2004)

Autor: Luis Ángel Fernández Hermana
19/4/2012
Fuente de la información: Revista en.red.ando
Organizador:  Enredando.com
Temáticas:  Comunicación digital  Historia red  Comunidades virtuales  Internet 
Prólogo

Los años de en.red.ando (2002-2004)

Susana Finquelievich

Mientras escribo este prólogo, a fines del accidentado año 2011, en el que Internet ha jugado tantos roles significativos en diversos movimientos y organizaciones, desde la resistencia a las hegemonías, las indignaciones populares en varios continentes, la primavera árabe, hasta las mafias internacionales y las filtraciones de todo tipo, se ha puesto de moda que algunos gurús del ciberespacio mencionen que estamos en la “época de las cavernas” de Internet.


Si bien en la época de las cavernas comenzó a surgir la historia registrada de la humanidad, entre manos coloreadas y figuras de bisontes, mamuts y caballos (y los dos primeros volúmenes de “Historia Viva de Internet. Los años de en.red.ando” dan cuenta de ello), creo que estamos viviendo, en esta segunda década del milenio, un periodo comparable al Renacimiento. Este periodo se ve reflejado en este tercer volumen. Como en el “Quattrocento”, en el mundo de las redes electrónicas las clases privilegiadas –la aristocracia del ciberespacio, el ejército y las Universidades que le dieron origen- pierden poder frente a una “burguesía digital” en irrefrenable ascenso, y se afianza la aplicación y práctica del mercantilismo y el capitalismo. Se impulsan fuertemente las artes plásticas, y así como la humanidad dominó la construcción de espacios arquitectónicos no conseguidos hasta ese momento, la arquitectura de Internet consigue borrar las fronteras de tiempo y espacio. Se inician procesos de innovación socio-técnica. Como en el Renacimiento, la Red del 2002 en adelante no es un fenómeno unitario, ni desde el punto de vista geográfico ni desde el cronológico: se expande en la Web 2.0 y, como planteaban los movimientos sociales surgidos en 1999, “está en todos lados”.


Las entrevistas de este volumen tocan temas que no conciernen sólo al periodo que termina en el 2004, sino a la actualidad viva. En la primera entrevista a Juan José Martín-Casallo López, de la Agencia de Protección de Datos (España), se aborda el tema de una Internet, llamada aun “la gran plaza del ciberespacio”, como gran caldero de datos personales de millones de internautas. En los últimos años, la Unión Europea, el Consejo de Europa y varios países miembros habían regulado la protección de datos personales ante el crecimiento de los archivos automatizados, pero Internet modificó velozmente el panorama y ha abierto puertas cuya vigilancia (no digamos ya su clausura) parece una tarea imposible. Esta entrevista prefiguraba las acciones de organizaciones como Wikileaks y Anonymous, entre otros.


La entrevista a Stelarc, artista que ha utilizado sistemas virtuales, sensoriales y médicos para explorar, extender y potenciar las capacidades de actuación del cuerpo, retrotrae también al Quattrocento y a su visión antropocéntrica: el hombre como artista-autor que trascendía las fronteras del mundo físico. Stelarc se colocaba un tercer brazo electrónico que, conectado a los centros de estimulación muscular de su cuerpo y a Internet, podía ser movido a distancia cuando los internautas inducían estimulaciones en su sistema muscular. Lo mismo pasaba con micromáquinas que tenía insertadas en el estómago, que reaccionaban con estímulos luminosos, sónicos, y otros a las manipulaciones remotas de las personas que interactuaban con Stelarc.


Resulta particularmente interesante la entrevista a Alain Touraine, quien, en desacuerdo con los planteos de que Internet esta sumergiendo a la humanidad en un periodo de “individualismo feroz”, arguye que, por el contrario, aparecen en la Red nuevas preocupaciones, nuevos horizontes para los movimientos sociales, muchos de los cuales tan sólo se pueden explicar a partir de las acciones que son capaces de proponer y de ejecutar en un mundo de flujos de comunicación en red.


Pero no sólo las entrevistas reflejan una actualidad feroz. La historia misma de Enredando.com atraviesa transformaciones que reflejan la época. En el periodo 2002-2004, Enredando.com había ya pasado de un foro de iberoamericanos interesados en la entonces emergente Sociedad de la Información, a ser una empresa de “bits and bricks”. La empresa maduró al tener probadas y en funcionamiento varias redes de conocimiento. Una de ellas fue en.medi@, red social de conocimiento (RSC) con más de 1.800 miembros, creada para debatir nuevo periodismo, nuevas empresas, periodismo digital y el impacto social de Internet, pero que superó estas temáticas para abordar la economía digital, las redes de conocimiento, las redes comunitarias y el rol de Internet en las crisis socio-economicas, entre otros.

Otra fue "La Locomotora”, que surgió como resultado de una consultoría encargada por la Fundación Tecnocampus la red Locomotora de Mataró. Esta plataforma de Gestión de Conocimiento en Red (GC-Red), basada en la tecnología en.medi@, permitió trabajar en red a más de 300 expertos, algunos de los cuales se encontraban en diferentes partes del mundo, para decidir políticas sobre la Sociedad del Conocimiento en la ciudad. Sus contenidos sirvieron para conferencias y debates sobre diferentes proyectos en una ciudad de 105.000 habitantes, la cual atravesaba fuertes cambios debido a la caída de la actividad industrial y la búsqueda de nuevas industrias y servicios en el sector de la información y el conocimiento. También se creó Xarxaires, la red social de conocimiento promovida por la Diputación de Barcelona para que los ayuntamientos discutieran y decidieran una política referida a jóvenes y TIC.


en.red.ando recibió el Premi Ciutat de Barcelona 2000, concedido por el Ayuntamiento de Barcelona, con una mención especial del jurado en reconocimiento a la buena labor realizada en la I Jornada en.red.ando, celebrada en octubre de 2000. Y, en mayo de 2002, GC-red obtuvo el 1er Premio Iberoamericano a las Redes de Conocimiento, concedido por Netmaker.org, otorgado por la labor desarrollada en GC-red para promover la creación de redes y comunidades virtuales destinadas a la gestión de conocimiento en red.


No contentos con sus redes, Luis Angel Fernandez Hermana y el grupo de Enredando.com resolvieron organizar un Máster de Comunicación Digital, tres ediciones de 9 meses cada una, del que tuve el placer de ser docente desde mi Argentina convulsionada en ese momento por la crisis del 2001-2002. La Maestria se complementó con la formación en red en Redes Sociales deConocimiento (RSC) diseñadas por Enredando.com.


El 31 de enero de 2003 se celebró en Barcelona la III Jornada en.red.ando: “Sistemas para el trabajo y el aprendizaje en grupo en entornos virtuales. La gestión de conocimiento en plataformas online”. Bajo el lema 'Construyendo el espacio virtual', se dieron cita los principales expertos en la construcción de plataformas para el aprendizaje, la gestión de conocimiento en red y el trabajo en colaboración en espacios de realidad virtual. Como ocurría con las experiencias generadas por Luis Ángel Fernández Hermana, esta Jornada no podía permanecer en los límites del mundo cotidiano: los asistentes tuvieron la oportunidad de participar en la primera experiencia mundial de teleinmersión en un espacio de realidad virtual compartido entre cuatro CAVE’s conectadas desde diferentes ubicaciones en Estados Unidos, Suecia y Barcelona.


Para todos los conocedores y participantes en los proyectos de Enredando.com, desde sus comienzos hasta su etapa como empresa, resultaba evidente que a pesar de sus éxitos, mantenerla en pie era una tarea hercúlea. Las burbujas digitales estallaban y los economistas pronosticaban erróneamente la muerte prematura de la economía digital. Se atravesaba un momento en que vender redes sociales de conocimiento era difícil, pues el concepto aún no estaba instalado como lo está en la actualidad. Por otro lado, en el mundo universitario apenas existía la investigación y el desarrollo ligados a la Sociedad de la Información; en consecuencia, existía aún una escasa repercusión del ciberespacio en las universidades. A pesar de esto, la revista electrónica en.red.ando siguió liderando el sector hispanohablante, a pesar de la emergencia impetuosa y bullanguera de los blogs.


Para pesar de muchos de nosotros, Enredando.com finalizó sus actividades en julio de 2004. Sólo pocos meses después, todavía en el mismo año, comenzaron a surgir My Space, Second Life, y después Facebook, LinkedIn.... y los microblogging como Twitter o Tuenti. Como en muchas ocasiones, la supervivencia está ligada a sobrevivir lo suficiente como para que el entorno se vuelva favorable


Pero el espíritu, el coraje, el humor, la ironía, la lucidez de en.red.ando siguen presentes en los múltiples emprendimientos de Luis Angel Fernandez Hermana. A los que, por supuesto, sus seguidores continuaremos adhiriendo… hasta el ciberinfinito y mas allá!


Susana Finquelievich

Directora del Programa de Investigaciones sobre la Sociedad de la Información, Instituto de Investigaciones Gino Germani, Facultad de Ciencias Sociales, Universidad de Buenos Aires

Argentina




Vol. I de HVI:
Introducción de LAFH

Imprimir Recomienda esta URL
CATALÀ
Buscar por temática
 Búsqueda avanzada
LAFH en:
  • Google
  • Yahoo!
  • Ask Jeeves
  • Terra


  • ©LAFH, 2005. Todos los derechos reservados. lafh@lafh.info producido por gnuine